Carta Abierta al Gobierno de Cuba, al Ministerio de Cultura de Cuba y a todas las personas que aman el Arte libre y sin censura

Foto cortesía de Andy Manuel Alemán Valenzuela, participante del concurso en Twitter #349Cuba. Bloguero y activista por los derechos LGBTI.

Hablar de Cuba es controversial. Hablar de Cuba es tan delicado que ha sido incluso motivo de distanciamientos entre familiares cercanos.
Para evitar irme del tema que me compete, trataré de centrarme en ciertos aspectos esenciales para conducir mis ideas y alcanzar los objetivos propuestos: evitar que el decreto ley 349 entre en vigor en Cuba; evitar que el arte en Cuba sea una vez más censurado totalmente y lograr que varios artistas que sólo exigen derechos sean liberados.
El Decreto ley 349 tiene tela por donde cortar. De hecho, es uno de los temas más controversiales dentro y fuera de Cuba de los últimos tiempos. Y no es para menos.
Quienes amamos a la Patria, quienes hemos nacido y crecido en Cuba, quienes llevamos a un artista dentro, quienes creemos en el Arte, libre y expontáneo, quienes luchamos por Democracia, Libertad y Derechos Humanos y Civíles, no podemos quedarnos de brazos cruzados ante las injusticias que se han cometido y aún se cometen en la Cuba actual por estos largos 60 años de una supuesta Revolución “humanista”.
En primer lugar, ese proceso revolucionario que culminó con el Triunfo de una Revolución en el año 1959, ahí quedó, estancado, detenido en el tiempo,porque nunca más fue lo que el concepto revolución implica: cambios, transformaciones, enriquecimiento, mejoramiento constante. No por gusto a Cuba se le conoce como la “Isla detenida en el tiempo”. Y lo segundo, el apellido de dicha Revolución “humanista” es altamente discutible.
El propio José Martí, nuestro Héroe Nacional, concibe el proyecto revolucionario a partir del valor y la dignidad. Y el Ser Humano está en el centro de ese proyecto. En fecha tan lejana como el 14 de Agosto de 1886, desde Honduras, en “Carta a la República”, Martí comprende y escribe que “ese respeto a la persona humana (…) hace grande a los pueblos que lo profesan y a los hombres que viven de ellos”, pues “sin él los pueblos son caricaturas y los hombres insectos”.
Todo proyecto revolucionario sincero y relevante debe centrarse en el Ser Humano, en el individuo, en los ciudadanos del lugar donde se desarrolla dicha revolución.
En carta escrita a Carmen Mantilla del 9 de abril de 1895, el propio Martí estaba convencido de que la “dignidad del homdre es su independencia”.
Para Martí quedó claro, en su artículo “Grandes Motines de Obreros” de 1886, que la moralidad de la acción es garante de su justicia, y que la indiferencia ante las injusticias degrada moralmente a los hombres, como lo expresara en “Cartas de Martí”, Obras Completas, t.12. p. 251.
Incluso, Martí estaba convencido de que quien deseara conquistar sus derechos tendría que estar dispuesto al sacrificio.
En ” Cartas de Martí”, de 1888, Martí parte de la concepción de que el derecho a la independencia es un bien social por el que se deberá luchar para alcanzar el bienestar y la prosperidad de la nación.
En un artículo del año 1876, ” Los tiempos se acercan”, Martí opina que el derecho y la libertad no servirán de nada si no son ejercidos por todos.
Incluso, en su artículo “!Vengo a darte patria!” de 1893, Martí está convencido de que no puede haber libertad verdadera sin justicia social, sin el derecho igual de los hombres a los beneficios de la libertad.
Martí expresa: “Amamos a la libertad porque en ella vemos la verdad. Moriremos por la libertad verdadera; no por la libertad que sirve de pretexto para mantener a unos hombres en el goce excesivo, y a otros en el dolor innecesario. Se morirá por la república después, si es preciso, como se morirá por la independencia primero”.
El concepto de libertad quedaba muy claro para Martí. Sin embargo, para muchos cubanos de hoy, este concepto ha sido manipulado durante 60 años por la cúpula gobernante de Cuba, a pesar de haber reconocido a José Martí como el Héroe Nacional de Cuba, a quien admiro y soy amante de su obra.
Siendo Martiano, doy fé del peligro que representa el sistema socialista para alcanzar las verdaderas libertades de los ciudadanos que conviven bajo esta corriente de poder.
En una Carta escrita por el propio Martí a Serafín Sanchez, él advierte: “Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras: el de las lecturas extranjeras, confusas e incompletas, y el de la soberbia y la rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados”.
Un gobierno no puede hablar de moral, libertad, democracia y derechos humanos cuando en la práctica resulta todo lo contrario.
Un gobierno que promueva una Revolución que ellos mismos llaman “humanista” no puede encarcelar a los que se expresan libremente y a los que defienden de forma pacífica los derechos humanos. Mucho menos puede querer censurar el Arte.
Es indignante ese Decreto ley 349. No se concibe que en pleno siglo 21 el arte y la libre expresión sean censurados de tal manera. No se concibe que hoy estén encarcelados bajo huelga de hambre varios artistas por sólo impedir de manera pacífica que tal decreto ley entrara en vigor.
Son varios los artistas que han sido víctimas de esta represión, como Luis Manuel Otero, Yanelis Nuñez Leyva, Sandor Pérez Pita, Tania Bruguera, Michel Matos, Amaury Pacheco, Maikel Castillo, alias Osorbo.
¿Bajo cuáles pretextos se puede censurar al arte, siendo éste uno de los medios de expresión más importante en siglos?
Para cualquier artista que se respete, la censura es una mala palabra, especialmente en el medio artístico. Censurar es suprimir, modificar, alterar, corregir, evitar, prohibir, y el arte es precisamente todo lo contrario.
Una de las características que diferencia a los artistas de otros profesionales es que son “anticensura” por naturaleza.
El Gobierno cubano está asumiendo un papel de Semidios, papel bastante ridículo, por cierto, al decidir qué se puede ver o no, qué se puede comprar o no, quién puede comprar y quién no. Lo peor es que las medidas se anteponen a la razón de los otros y a sus criterios.
¿Quién da o quita el derecho a asistir a una sala, galería u exposición de arte? ¿Quién da o quita el derecho de leer, de comprar, de decidir, de opinar, de intercambiar, de debatir…?
El simple hecho de poder o no estar de acuerdo con algo, de disentir y de opinar no me otorga el derecho de censurar porque censurar es un acto en contra de la libertad, y nadie tiene el derecho a decidir por los demás.
En una publicación de la UNESCO titulada “Libertad Artística”, señala: “La libertad artística es un desafío mundial. Los derechos de los artistas a expresarse libremente se ven amenazados en todo el mundo, especialmente cuando las expresiones artísticas refutan o critican ideologías políticas, creencias religiosas y preferencias culturales y sociales. Estas amenazas van desde la censura (por parte de empresas o grupos políticos, religiosos o de otro tipo) hasta el encarcelamiento, las amenazas físicas, o incluso los asesinatos.”
“La libertad artística es la libertad de imaginar, crear y distribuir expresiones culturales diversas sin censura gubernamental, interferencia política o presiones de actores no estatales. Incluye el derecho de todos los ciudadanos a acceder a esas obras y es fundamental para el bienestar de las sociedades.”
DEEYAH KHAN, Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la libertad artística y la creatividad expresa en ese mismo informe:”El derecho de los artistas a expresarse libremente se ve amenazado en todo el mundo. El arte tiene la extraordinaria capacidad de expresar la resistencia y la rebelión, la protesta y la esperanza. Aporta una contribución esencial a todas las democracias prósperas.”
El propio informe de la UNESCO señala que “La libertad artística encarna el siguiente conjunto de derechos protegidos en virtud del derecho internacional:
>el derecho a crear sin censura ni intimidación
>el derecho a que el trabajo artístico sea apoyado, distribuido y remunerado
>el derecho a la libertad de circulación
>el derecho a la libertad de asociación
>el derecho a la protección de los derechos económicos y sociales
>el derecho a participar en la vida cultural”
La Convención de 2005 sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales dispone que :
“La diversidad cultural solo puede protegerse y promoverse si se garantizan los derechos humanos y las libertades fundamentales, como la libertad de expresión, información y comunicación, así como la posibilidad de que las personas tengan acceso a expresiones culturales diversas”
Farida Shaheed,Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos culturales, El Derecho a la Libertad de expresión y creación artísticas (2013) expresó: “La expresión artística no es un lujo, es una necesidad, un elemento determinante de nuestra humanidad y un derecho humano fundamental que permite a todos desarrollar y expresar su humanidad”
Que esta carta sirva al propósito por la cual fue escrita y quien la escribe se suma a la exigencia unánime internacional por la liberación de todos los artistas encarcelados por oponerse pacíficamente a la puesta en marcha del decreto ley 349 que va en contra del arte, de la democracia, de la libertad y de los derechos civiles y humanos de los ciudadanos cubanos.
Gracias,
Franklyn Varela Delgado
Activista por los derechos LGBTI y defensor de los derechos humanos y las causas justas.

Advertisements

CARTA ABIERTA A PILAR SÁNCHEZ LUQUE ( PASTORA SOLER) Y A TODOS LOS ARTISTAS, INTELECTUALES Y POLÍTICOS DEL MUNDO

Leersum, 29 de Noviembre del 2018

CARTA ABIERTA A PILAR SÁNCHEZ LUQUE ( PASTORA SOLER) Y A TODOS LOS ARTISTAS, INTELECTUALES Y POLÍTICOS DEL MUNDO

Estimada Pastora Soler,

Le escribo esta carta en nombre de muchos cubanos LGBTI que como yo y mi pareja fuimos forzados a huir de Cuba y dejar atrás nuestro mayor tesoro: la Familia, debido al sistema económico y político imperante en la Isla por seis décadas y que ha sumido al Pueblo cubano en la total miseria y desesperanza.
Usted es y será siempre querida y estimada por todos los cubanos, Pastora. Son y serán muchos los LGBTI cubanos, quienes desde sólo unos contados centros nocturnos del País, y a la sombra de las autoridades gubernamentales, actúan e interpretan temas suyos como “Quédate conmigo”, “La Mala Costumbre” y “Te despertaré”.

Captura de pantalla de foto del Nuevo Herald

Quiero realmente pensar que la razón de su visita a Cuba fue para regalarle su música al Pueblo cubano, aunque sólo asistieron a su concierto un selecto grupo de cubanos escogidos por el CENESEX, y para apoyar los derechos LGBTI en Cuba, y formar, en fin, parte de las Jornadas contra la Violencia de Género, aunque según estadísticas del MINSAP las cifras de féminas fallecidas como consecuencia de actos de violencia de género son altas y el Código Penal vigente en Cuba mantiene de manera inexplicable la ausencia de figuras que tipifiquen el “feminicidio” como delito; así como el 30 Aniversario del Centro Nacional de Educación Sexual ( CENESEX), centro que excluye de ayuda a todos los LGBTI cubanos que pensemos de manera distinta.

Captura de pantalla de tweet subido por la cantante en su cuenta personal de Tweeter.

Usted también se sumó al elenco artístico que protagonizó la gala cultural Canto a la Vida, dedicada al Día Mundial de Respuesta al VIH, a pesar de que para muchos pacientes con VIH Sida en Cuba el acceso a retrovirales y los llamados cócteles son inestables, y dedicada a los 500 años de La Habana, una legendaria ciudad de la que los turistas son sus verdaderos protagonistas y quienes disfrutan verdaderamente de sus maravillas.

Junto a Ud. asistió también en esta ocasión a estas actividades la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli. En el pasado, muchos otros artistas españoles como la cantante Beatriz Luengo y la actriz Antonia San Juan, han sido igualmente invitadas del CENESEX y Mariela Castro a participar de otras festividades diseñadas por dicho centro y su directora.

Captura de pantalla de tweet subido por la cantante en su cuenta personal de Tweeter.

Quiero pensar, Pastora, que ustedes lo hacen motivados por razones puras que brotan de sus corazones, por convicciones y valores, y que igual ignoran en parte la triste realidad del Pueblo Cubano.

Sin embargo, quienes los invitan a ustedes a participar y apoyar tales actividades, no lo hacen con el corazón en la mano ni de manera desinteresada. Para el CENESEX , Mariela Castro y el Gobierno cubano, ustedes se convierten en voceros de su política, los convierten a ustedes en sus cómplices.

No intento convencerla de nada. Sé que usted es lo suficientemente inteligente para darse cuenta de todo por usted misma. Tiene un gran corazón y la razón la ayudará a ver las cosas con mayor claridad.

Yo sólo le escribo esta carta como lo haría cualquier otro cubano, como lo haría cualquier persona LGBTI en Cuba que haya tenido que huir por reclamar derechos, por tener una ideología distinta.

Le escribo, como lo haría cualquier madre y padre cubano que a diario se hacen una pregunta muchas veces sin una respuesta: “¿qué les daré a mis hijos para desayunar, para comer?”.

Le escribo como lo harían miles de madres cubanas que impotentes lloran de dolor desconsoladas por los rincones porque sus hijos cumplen sanciones en prisiones cubanas y son torturados, se les impiden tratamiento médico, y visitas de sus familiares sólo por denunciar estos maltratos y violaciones de Derechos Humanos.

Escribo, como lo haría cualquier padre o madre cubana cuyos hijos son médicos cubanos y no pueden entrar a su País tras largos ocho años por ser considerados Traidores a La Patria por el Gobierno cubano, sólo por decidir abandonar un contrato de trabajo que muchos ya habían cumplido.

Le escribo, Pastora, como uno de esos jóvenes cubanos que tras un gran sacrificio logran graduarse de una carrera universitaria y tienen que ir a limpiar pisos o servir mesas a un hotel para lograr sobrevivir a base de unas cuantas propinas, renunciando a sueños y proyectos profesionales.

Le escribo, como lo haría cualquier artista, intelectual de Cuba, a los que el propio Gobierno cubano les impide ejercer su arte, y expresarse libremente.

Le escribo, como lo haría cualquier cuentapropista cubano, honrado y digno, que sólo desea trabajar duro para salir adelante y llevarle un plato de comida digno a la mesa a su familia y que a diferencia de otros que consiguen ingeniárselas para burlar las trabas gubernamentales, como el dueño de esa paladar en la que ustedes cenaron esas langostas, el Gobierno cubano les impide contribuir al desarrollo económico de la Isla.

Escribo como lo haría cualquier maestro cubano que tras una larga jornada escolar tiene que salir a las calles a vender tamales y cuanta cosa aparezca para lograr llevarse un bocado a la mesa.

Le escribo como lo haría cualquier abuelito cubano que tras haber trabajado duramente por más de 60 años, ahora vive con una chequera que apenas le alcanza para pagar la electricidad.

Le escribo como lo haría cualquier familiar de un homosexual o trans que haya sido asesinado por un crimen de odio, y a quienes las autoridades judiciales les siguen diciendo que se trataba de un crimen pasional, pues en el código penal cubano no contempla el crimen de odio, como tampoco contempla leyes que protejan a los LGBTI cubanos, y por eso una buena parte de esa policía corrupta los humilla y los detiene arbitrariamente.

Escribo, Pastora, como lo haría cualquier cubano que enfermo sale a buscar una sencilla pastilla como la Dipirona y no se encuentra en ninguna farmacia cubana, y que va a un policlínico, médico de la Familia u hospital cubano y muchas veces no consigue ser atendido debidamente porque hay escasez de personal médico en Cuba porque los médicos cubanos son exportados al exterior como azúcar, tabaco y ron, para continuar construyendo hoteles para los turistas en Cuba y para que los gobernantes sigan disfrutando de la buena vida.

Le escribo, como lo haría una simple Dama de Blanco que sólo intenta ir a misa en los domingos con una flor en su mano para exigir la liberación de uno de sus familiares encarcelado injustamente.

Escribo, Pastora, en nombre de esa disidencia y oposición dentro y fuera de Cuba que reclamamos nuestras voces sean escuchadas y nuestros derechos sean tenidos en cuenta.
Escribo, en nombre de los que defendemos derechos humanos, en nombre de todos los cubanos de a pie, en nombre del verdadero Pueblo de Cuba, en nombre de José Martí, nuestro Héroe Nacional, porque todos soñamos y deseamos una Cuba “con todos y para el bien de todos”.

Una persona, Pastora, una vez me dijo en una entrevista que todo el que intentase desenmascarar al Gobierno Cubano, se encontraba en una lucha injusta de Mono contra León, totalmente cierto.

Es difícil luchar contra esos impostores, más cuando han armado una obra de teatro muy bien estructurada y montada por 60 años, la cual ha sido muy exitosa, la han estrenado en muchas partes del Mundo, la han vendido a otros, la han renovado, para adaptarla a estos tiempos modernos, pero en esencia es la misma obra original. Nada ha cambiado.

Hoy el Gobierno cubano exporta su dictadura a Latinoamérica y muchos otros países. Logran que gobiernos incluso democráticos y de derecha apoyen su juego y muchas ONGs son cómplices de sus falsas políticas. La propia Unión Europea no deja ver claramente su posición respecto al Gobierno Cubano.

La última muestra de esta sumisión fue llevada a cabo por su actual presidente español Pastora. Renunció a hablar con la verdadera Sociedad Civil cubana. Renunció a hablar y exigir derechos humanos en Cuba. Sólo fue a dar combustible y llama a ese Gobierno que nadie ha elegido en Cuba.

Resulta vergonzoso ver a figuras gubernamentales y de “izquierda” como Mariela Castro y Carla Antonelli cenando langosta, prohibida e ilegal en Cuba, sólo posible para turistas, mientras un pueblo entero le resulta difícil garantizar al menos una comida al día. Y no es cuestión de una simple formalidad y protocolo. No, porque esa vergonzosa realidad se hace cotidiana y rutinaria para los dirigentes cubanos, y por eso defienden a capa y espada lo indefendible. Razón por la cual también, todos los que desde el exterior visitan a la Isla de Cuba y son absorbidos por tales encantos y pregonan y defienden la idea de que Cuba es un Paraíso. Sin embargo, ese paraíso se hace infierno para el Pueblo cubano de a pie. No se dejen engañar!

Personas como Mariela Castro no representan ni a los LGBTI cubanos y mucho menos al Pueblo cubano. No cuando pregonan una falsa moral. No sé puede pretender que se come leche y pan, se vive en humildes moradas y se gana un salario básico, cuando la realidad muestra que se come lujosos manjares, se vive en majestuosas mansiones y espectaculares hoteles, y que el salario ganado les proporciona lujos y viajes constantes al exterior.
Mi carta es sólo un llamado para que Ud., y tantos otros que son manipulados por el Gobierno cubano, acaben de abrir los ojos y no se conviertan en cómplices de dictaduras.

La admiro como cantante, Pastora Soler. Usted es una artista muy exitosa y talentosa, con una voz bendecida por Dios. Usted está en el corazón de millones de Cubanos, los verdaderos cubanos. Por favor, no nos defraude!!!

Atentamente, desde Países Bajos,

Franklyn Varela Delgado
Activista por los Derechos LGBTI.
Activista y Promotor de Cuba Decide
Defensor de las Causas Justas y los Derechos Humanos

Canadá se suma a la triste lista de los gobiernos patrocinadores y cómplices de las  Dictaduras del siglo 21

 

 

 

Foto tomada de eabff: Cuba Canadá alta resolución,rompecabezas concepto.

Por: Franklyn Varela Delgado

Activista LGBT , activista y promotor de Cuba Decide y defensor de los derechos humanos.


Hoy, 28 de Noviembre del 2018, Hillel C. Neuer, abogado internacional nacido en Canadá, escritor y director ejecutivo de UN Watch, una ONG de derechos humanos y un grupo de vigilancia de la ONU con sede en Ginebra, Suiza, hacía un llamado desde su cuenta de twitter a sus compatriotas miembros del gobierno de Canadá para revertir la bochornosa muestra de antidemocracia que su gobierno dio ante el Mundo el pasado 1 de noviembre en las Naciones Unidas.

Canadá fue en contra de los preceptos de un Mundo libre y se unió a Siria, Irán y Corea del Norte votando con un “NO” rotundo sobre ocho medidas separadas propuestas por el gobierno de los Estados Unidos que buscaban responsabilizar a Cuba por violaciones generalizadas de derechos humanos.

De acuerdo a una publicación de la página oficial de UN Watch, bajo el título:” Canada breaks with free world sides with Cuba 8 times at UN” ( Canadá rompe con el Mundo libre y apoya 8 veces a Cuba en la ONU) diplomáticos canadienses anónimos, citados en un artículo reciente en el principal periódico de Canadá, The Globe and Mail, Canadá “considera que es estratégicamente importante mantener una relación relativamente estrecha con el régimen comunista de Cuba, por razones comerciales y políticas”. “Tengo miedo de molestar a Cuba por la candidatura de Canadá a un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo un diplomático.

Captura de pantalla tomada de la publicación de UN Watch,28.11.18

“Canadá se encuentra en medio de una intensa campaña de cabildeo para ganar un asiento rotativo en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2021-22. Cuba es considerada vital para los votos de la ONU, ya que tiene influencia sobre muchos estados miembros de la ONU de África y América Latina “, escribe The Globe and Mail.

En su cuenta de twitter, Hillel C. Neuer publica varias imágenes que revelan la votación de Canadá en contra de cada una de estas ocho resoluciones, demostrando lo poco que le interesa a este gobierno el verdadero respeto a la libertad y los derechos civiles y humanos del Pueblo cubano.

Foto tomada de Glassdoor.ca: Sunwing Airlines Toronto Office

Canadá es sin dudas uno de los principales socios comerciales de la Isla. Sunwing Airlines es una aerolínea canadiense con sede principal en Etobicoke, Toronto, Ontario. Ofrece vuelos regulares y chárter a más de 60 destinos y también vuelos estacionales generalmente en verano, es subsidiaria de Sunwing Travel Group‘, la empresa matriz que opera como agencia de viajes, siendo una de las empresas más grandes de este rubro en Canadá.

Esta gran empresa canadiense opera de manera permanente en Cuba asociada al grupo militar GAESA.

Foto tomada de marketwired.com

Los que pocos saben es que esta gran empresa canadiense del grupo Sunwing Travel Group también es dueña de la tercera cadena hotelera en importancia en Cuba: la hotelera canadiense Blue Diamond, la cual ratificó su interés en ampliar la operación en este mercado caribeño, donde ya administra con éxitos más de 4.000 habitaciones, y es el mayor y más desafiante competidor de la cadena hotelera española Sol Meliá, siendo Cuba el único país donde esta cadena tiene una sede permamente fuera de España.

Tanto una cadena hotelera como la otra, imponen en Cuba un sistema de trabajo avalado por el grupo de Turismo militar Gaviota S.A. de total esclavitud y explotación a sus trabajadores civiles de las FAR. No obstante, esto lo dejo para un próximo artículo.

Lo que sí queda claro es lo que ya todos sabemos: muchos gobiernos son testigos y culpables de que Dictaduras como la de Cuba, Venezuela y Nicaragua estén vivas.

Canadá se suma a la triste lista de los patrocinadores y cómplices de estas dictaduras.

Enlace al artículo publicado por Hillel C. Never en UN Watch:

https://www.unwatch.org/canada-breaks-free-world-sides-cuba-8-times-un/